Inicio ·Noticias · Artículo

Juez ordenó suspensión de la explotación minera en proyecto Río Blanco

Redacción

jesuarez

|

Sábado 02 de Junio de 2018 - 12:44
compártelo
  • Gráfica tomada en agosto de 2016, en la inauguración del proyecto minero: Foto: Flickr Sectores Estratégicos.
Gráfica tomada en agosto de 2016, en la inauguración del proyecto minero: Foto: Flickr Sectores Estratégicos.
El juez Paúl Serrano ordenó la suspensión definitiva de la explotación minera en el proyecto Río Blanco, cuyas actividades se paralizaron desde el 6 de mayo de 2018 tras un enfrentamiento. El fallo corresponde a la acción de protección interpuesta  por comuneros de las parroquias Molleturo y Río Blanco. 
 
El juez Serrano, quien dictó el fallo en la Corte de Justicia de Azuay, también dispuso el retiro progresivo de los militares en la zona que permanecía bajo su resguardo y que la Defensoría del Pueblo supervise el cumplimiento de dicha sentencia. 
 
 
Yaku Pérez Guartambel, abogado de las comunidades y presidente de la Confederación de Pueblos Kichwas del Ecuador (Ecuarunari), manifestó que el fallo es histórico porque llegó “tras 16 años de lucha en defensa del agua y la naturaleza”. 
 
Durante su ponencia en la audiencia, Pérez explicó que se violó el derecho al agua debido a que el proyecto minero, a cargo de la empresa china Ecuagoldmining South America S.A, se ubica en una zona en la que abunda este recurso natural, según recogió el diario El Mercurio. 
 
Pérez también argumentó, citando un informe de la Prefectura de Azuay, que “en algunas áreas de perforación se detectó disminución del caudal de agua en una quebrada”, además de explicar que Río Blanco se ubica dentro del área de protección de la Reserva El Cajas, en el que conviven 72 comunidades.
 
Río Blanco es uno de los proyectos mineros catalogados como estratégicos por el Gobierno y se localiza entre las parroquias de Molleturo y Chaucha. Actualmente se encontraba en fase de explotación, con una vigencia de 11 años.
 
 
Redacción

El juez Paúl Serrano ordenó la suspensión definitiva de la explotación minera en el proyecto Río Blanco, cuyas actividades se paralizaron desde el 6 de mayo de 2018 tras un enfrentamiento. El fallo corresponde a la acción de protección interpuesta  por comuneros de las parroquias Molleturo y Río Blanco. 

 

El juez Serrano, quien dictó el fallo en la Corte de Justicia de Azuay, también dispuso el retiro progresivo de los militares en la zona que permanecía bajo su resguardo y que la Defensoría del Pueblo supervise el cumplimiento de dicha sentencia. 

 

Revise: Alcalde de Cuenca pide suspender minería en Azuay

 

Yaku Pérez Guartambel, abogado de las comunidades y presidente de la Confederación de Pueblos Kichwas del Ecuador (Ecuarunari), manifestó que el fallo es histórico porque llegó “tras 16 años de lucha en defensa del agua y la naturaleza”. 

 

Durante su ponencia en la audiencia, Pérez explicó que se violó el derecho al agua debido a que el proyecto minero, a cargo de la empresa china Ecuagoldmining South America S.A, se ubica en una zona en la que abunda este recurso natural, según recogió el diario El Mercurio. 

 

Pérez también argumentó, citando un informe de la Prefectura de Azuay, que “en algunas áreas de perforación se detectó disminución del caudal de agua en una quebrada”, además de explicar que Río Blanco se ubica dentro del área de protección de la Reserva El Cajas, en el que conviven 72 comunidades.

 

Río Blanco es uno de los proyectos mineros catalogados como estratégicos por el Gobierno y se localiza entre las parroquias de Molleturo y Chaucha. Actualmente se encontraba en fase de explotación, con una vigencia de 11 años.

 

Revise: Ecuador impulsa minería a gran escala ante baja de precio del crudo

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos